, , ,

“Experiencia bisagra”

Noemí Arias, es estudiante del Profesorado en Lengua y Literatura de la Universidad Nacional de Villa María y se encuentra realizando una movilidad en la Universidad Tecnológica de Pereira, Colombia.

Desde allí nos cuenta las distintas actividades y su impresión en estos primeros meses en Pereira. Esta ciudad cafetalera, se encuentra en el Departamento de Risaralda y es uno de los treinta y dos departamentos que forman la República de Colombia.

La Universidad Tecnológica de Pereira ha sido para ella una etapa de aprendizaje e intercambio cultural, disfruta cada clase a la que asiste ya que estudiar literatura en el país vecino le permite entender la historia y literatura argentina desde otras miradas y al mismo tiempo poner en práctica todo lo aprendido en el transcurso de su formación en la unvm. Al compartir este trayecto con los compañeros colombianos, genera un rico intercambio de conocimientos culturales. Uno de los espacios a los que asisto es Literatura Colombiana y es sumamente provechosa, ya que no sólo aprendo sobre las grandes obras literarias y escritores, sino también sobre la historia del país vecino. El resultado es un panorama más amplio y enriquecido en torno a los procesos históricos y literarios latinoamericanos.

En cuanto a lo personal, nos comenta que se ha adaptado rápidamente a la vida en Colombia debido a que los colombianos son muy hospitalarios. No solo se aprende en el ámbito académico, también en las voces de los ciudadanos, ahí están los verdaderos pedacitos de historia. Me mantengo abierta, dispuesta a escuchar, a entender la realidad que atraviesan. Me he encontrado con personas que, además de su amabilidad, me transmitieron el deseo de aprender de mi cultura y hablarme sobre la suya. Al fin nos une nuestra historia latinoamericana. Realmente Colombia es un país acogedor, rico culturalmente e increíble por su maravillosa naturaleza.

Finalmente, nos narra: este proceso no sólo se trata de aprendizaje, sino también, de instancias de des-aprendizaje constantes. Quizás mi expectativa era encontrar aquí respuestas, sin embargo, la experiencia me obliga a cuestionarme todo. Desde la importancia del derecho a una universidad pública, gratuita y de calidad, hasta asuntos más personales como el tipo de profesional que deseo ser en un futuro. El intercambio es realmente una experiencia bisagra, tanto personal como profesionalmente.