, , ,

Programa de Intercambio de estudiantes de grado – La experiencia de Alma Solís

A través de convenios bilaterales con distintas universidades, la Universidad Nacional de Villa María le brinda la posibilidad a alumnos extranjeros de cursar un cuatrimestre en nuestra casa de altos estudios. Esta iniciativa ofrece a los estudiantes internacionales la posibilidad de sumergirse en la cultura Argentina, conocer su lengua y sus tradiciones en un entorno universitario de calidad.

La estudiante Alma Solis, eligió la Universidad Nacional de Villa María como destino de su experiencia internacional. Ella es beneficiaria del Programa “La Fuerza de los 100.000 en las Américas”, una de las primeras estadounidenses de intercambio gracias al programa de Coe College, Iowa, EE.UU. y la UNVM.

Alma, cursó tres clases dos de la carrera de Sociología: Filosofía Social y Taller sobre la realidad local y regional, la otra clase pertenece a la carrera de Lengua y Literatura: Semiótica Literaria. En el taller de la carrera de Sociología, por ejemplo, abordó un proyecto barrial, donde observaron las problemáticas particulares de los espacios y se entrevistaron a distintos residentes. En la clase de Semiótica Literaria está estudiando sobre Pierce, Barthes, y Greimas. “Estoy muy satisfecha con las tres clases que tomé. Es algo muy distinto a lo que estoy acostumbrada y aprendí muchísimo”. “Cuando recién llegue, me agradó mucho que los profesores nos hicieran sentir bienvenidos. Sabían que no éramos de aquí, y aun así no nos trataron diferente.” expresó la alumna.

La alumna que hace poco participó de la despedida de alumnos extranjeros, que organizó la Secretaría de Internacionalización, nos cuenta que recién llegada a Villa María le costó orientarse desde el centro hasta su departamento. Le llevó 3 semanas poder adaptarse y no perderse en el camino. Ella vivió con otra alumna de Coe College y dos compañeras de la Universidad de Colima. Una de las cosas que más disfrutó en su estadía, fue tener cerca la costanera para salir a correr o pasear los fines de semana y al mismo tiempo, se convirtió en un espacio que disfrutó con otros estudiantes internacionales. El contacto con otros extranjeros es lo que le permitió sortear la aflicción que representó extrañar a su familia y país. “Me encantó compartir con los mexicanos, colombianos, la estudiante italiana y alemana y oír hablar sobre sus países, sus comidas favoritas, la música, y su cultura.”

En general, no me puedo quejar para nada durante el tiempo que he pasado en Villa María. Todos me han tratado de maravilla, me han hecho sentir tan bienvenida que no hay palabras para explicarlo. Estoy inmensamente agradecida de la bella oportunidad que me han dado”.

 

[/av_slideshow_accordion]